lunes, abril 16, 2007

FÁRMACOS RETIRADOS CAUTELARMENTE

POR PROBLEMAS DE FABRICACIÓN.

RETIRADOS CUTELARMENTE DE LOS HOSPITALES ESPAÑOLES TRES FÁRMACOS CONTRA EL CÁNCER

MADRID.- El Ministerio de Sanidad ha confirmado a elmundo.es que la Agencia Española del Medicamento ha retirado cautelarmente de las farmacias de los hospitales todas las unidades de varios medicamentos contra el cáncer de la compañía Bristol-Myers Squibb debido a problemas de calidad detectados en las instalaciones donde se fabrican, en Puerto Rico. La medida afecta a Taxol (paclitaxel); Neoplatin (cisplatino) y Vepesid (etopósido).

Tal y como ha explicado una portavoz de los laboratorios a elmundo.es, la Agencia británica del Medicamento (MHRA) llevó a cabo una inspección rutinaria a la fábrica que la compañía tiene en la localidad portorriqueña de Mayagüez, y que suministra Taxol a todo el mundo. Los inspectores realizaron varias observaciones sobre la sala de esterilización donde se manufacturan varios fármacos contra el cáncer, y la propia compañía decidió ponerla en cuarentena preventivamente.

A raíz de esta inspección, las autoridades británicas decidieron retirar cautelarmente de sus hospitales Taxol y Vepesid. Una decisión que las autoridades españolas han hecho extensible además a todos los lotes de Neoplatin.

Taxol es un medicamento de uso exclusivamente hospitalario, que contiene 6 mg de paclitaxel. Se utiliza para el tratamiento del carcinoma de pulmón no microcítico, metastásico o localmente avanzado, para tumores de mama metastásicos, cáncer de ovárico, y sarcoma de Kaposi vinculado al virus del VIH. Vepesid, por su parte, se emplea para el cáncer de pulmón, testículos, enfermedad de Hodgkin, y leucemia mieloide o monocíticas, entre otros; mientras que Neoplatin, un fármaco a base de cisplatino, se usa para tratar varios tipos de tumores avanzados, testículos, ovario, vejiga...

Suficientes genéricos para el abastecimiento

Según ha confirmado a elmundo.es el doctor Josep Ribas, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Clínic de Barcelona, la retirada no supone ningún problema de desabastecimiento en los centros sanitarios debido a la existencia de productos genéricos que contienen los mismos principios activos.

Sanidad, que no ha podido precisar cuántos lotes están afectados por la medida, ni cuándo podrán volver a las farmacias hospitalarias españolas, ha señalado que la retirada se debe a problemas de calidad, no de seguridad; y que de momento no se ha notificado ningún problema que pueda afectar a los pacientes. Un mensaje en el que coincide la compañía: "Aunque se detectaron riesgos en el área de esterilización donde se fabrican los medicamentos, no se ha comunicado ningún fallo de esterilidad en los productos, ni ningún efecto adverso sobre la seguridad de las personas. La decisión se ha tomado como medida de precaución, pero no supone ningún riesgo para la vida".

Bristol-Myers comenzará a fabricar de nuevo las sustancias cuando se haya llevado a cabo "una valoración del riesgo" en el área estéril, según ha confirmado su portavoz en España, y las autoridades británicas volverán a visitar sus instalaciones aproximadamente en unos seis meses. La retirada completa de los lotes que ya estén en las estanterías de las farmacias hospitalarias podría tardar unos dos meses.

Además del Reino Unido y España, también han retirado los productos Portugal, Dinamarca y Chipre; mientras que en el resto de países europeos se ha levantado ya la suspensión cautelar y siguen suministrándolos normalmente. En EEUU, por su parte, donde también se recibe el Taxol producido en Puerto Rico, se ha informado a las autoridades sanitarias de la inspección, aunque el medicamento sigue en el mercado.

No hay comentarios.: