lunes, abril 16, 2007

IDENTIFICADAS CELULAS MADRE DEL CÁNCER DE PANCREAS


Identificadas las 'células madre' de los tumores de páncreas

Cada vez son más las evidencias que indican que la capacidad de un tumor para crecer y propagarse depende fundamentalmente de un pequeño grupo de células, denominadas células madre. Hasta ahora ya se sabía que era así en tumores de mama, cerebro y ciertos cánceres de la sangre; una nueva investigación lo ha demostrado también en el caso del páncreas.

Esta reciente teoría sostiene que son precisamente estas progenitoras las que mantienen el crecimiento del tumor debido a su capacidad para replicarse y dividirse. Y se sospecha también que gran parte del fracaso de las terapias actuales a base de 'quimio' y radioterapia se debe a que estas células madre no responden a estos tratamientos. Una realidad especialmente grave en el caso del cáncer de páncreas, una enfermedad con muy mal pronóstico y elevadas tasas de recaída.

Investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU) han identificado precisamente las unidades 'madre' responsables del agresivo patrón de crecimiento y la tendencia a extenderse a otras zonas del cuerpo de esta enfermedad. Sus resultados se han publicado en la revista 'Cancer Research'.

Los autores implantaron muestras de tejido tumoral procedentes de 10 pacientes en varios roedores con el sistema inmunológico debilitado. Los tumores que desarrollaron los animales fueron de nuevo extraídos para identificar las células con ciertas 'marcas' en su superficie (unos marcadores que fueron extrapolados a partir de los resultados obtenidos previamente en estudios con células madre de cáncer de mama): CD44, CD24 y antígeno epitelial específico o ESA.

Sólo entre el 0,2% y el 0,8% de las células tumorales tenían en la superficie los tres marcadores simultáneamente. Y cuando se inyectaban 100 de estas células madre en otros ratones sanos, la mitad de ellos desarrolló rápidamente nuevos y agresivos tumores pancreáticos. Sin embargo, cuando se seleccionaron células 'no marcadas' hizo falta inyectar al menos 10.000 unidades para que los animales empezasen a desarrollar cáncer, más lentamente y con un patrón de crecimiento menos agresivo que el primer grupo de animales.

http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2007/04/16/biociencia/1176721682.html

No hay comentarios.: