viernes, mayo 11, 2007

RECUERDO DE UN COLUMPIO

acostada cerrando los ojos era capaz de soñar con todo eso,
niños felices.
Padres amorosos.
Juegos en movimiento.

Risas explosivas.

columpios anaranjados,
que danzaban y danzaban,
como yo quería que fuera,

como yo lo soñaba,
como yo lo añoraba,
como yo lo imaginaba.
Como a diario llena de esperanza,
quería poder gozar,
como tantos niños,
Como todos los niños.
Como todos esos niños que al alejarme,
melancólica los dejaba,
hasta no verlos más.

1 comentario:

FABIOLA dijo...

A los padres de Naty y de Adriano mucha fortaleza para afrontar el futuro ......Sus hijos estaran con ustedes por siempre , ellos dejaron en su corazón sus risas , sus alegria, su ternura .

Fabiola .