sábado, junio 23, 2007

DE LA MEDICINA NATURAL A LOS TIMOS DE VENTA ON LINE

Cuando estamos en la sala de espera en el centro de cáncer , se puede escuchar cualquier cantidad de remedios caseros y creencias culturales que la gente que alli espera , recomienda a otros , que al igual de ellos estan en la busqueda de la formula secreta para curar el cáncer .

Este articulo me parece muy interesante , porque lo aqui descrito no es desconocido por ninguno de nosotros . Lo importante es tener MUY CLARO , QUE EL TRATAMIENTO PRESCRITO POR NUESTROS MÉDICOS NO DEBE SER ABANDONADO , Y QUE CUALQUIER COSA QUE QUIERAN HACER O TOMAR PARA COMPLEMENTARLO , DEBE SER CONSULTADO PREVIAMENTE CON LOS MÉDICOS .

De la medicina natural a los timos de venta «on line»

MARÍA VALERIO www.elmundo.es

Aromaterapia, yoga, taichi, acupuntura... La lista de productos y técnicas de medicina complementaria no ha dejado de crecer en los últimos años y los oncólogos son conscientes de que cada vez son más los enfermos que recurren a ellas (aunque no existen cifras oficiales para certificarlo). Buena prueba de ello es que los grandes centros oncológicos estadounidenses disponen de departamentos dedicados a estudiar su eficacia y que el propio Instituto Nacional del Cáncer de EEUU (NCI, sus siglas en inglés) financia en la actualidad importantes trabajos para certificar su utilidad. Porque ha sido precisamente su incapacidad para demostrar sus beneficios en ensayos clínicos lo que se les ha achacado desde la medicina 'seria' para dudar de sus efectos.

Existe, además, el temor de que algunos de estos productos que se comercializan bajo la etiqueta de 'natural' puedan interferir con ciertos quimioterápicos o tratamientos contra el cáncer, por lo que la recomendación más extendida es que los pacientes consulten con su especialista antes de tomarlos para evitar que empeoren su estado en lugar de mejorarlo. El propio NCI distingue bien entre las terapias que se emplean para complementar la quimioterapia, y que pueden aliviar de veras la fatiga (como el ginseng), las náuseas (la acupuntura) , de las que se venden con pretendidas propiedades curativas (como el cartílago de tiburón, recientemente defenestrado por un gran ensayo clínico, o remedios como el laetrilo). Varios elementos pueden ayudarle a identificar los falsos remedios, hoy en día de fácil adquisición a través de internet: suelen estar fabricados a base de ingredientes de procedencia remota (como el escorpión azul del Caribe), no existen referencias de ningún tipo en las bases científicas serias (zumo de noni, por ejemplo), se anuncian como gratuitos (aunque pida después ciertos gastos de envío) y ofrecen supuestos testimonios de personas curadas gracias a ello.

No hay comentarios.: