miércoles, marzo 03, 2010

NUEVA VÍA CONTRA LA LLC

NVESTIGACIÓN ESPAÑOLA

Una nueva vía contra la leucemia más frecuente en los adultos

MARÍA VALERIO

MADRID.- La leucemia linfocítica crónica suele aparecer alrededor de los 70 años; debido a su curso lento, muchos de los pacientes ni siquiera llegan a requerir tratamiento, y en la mitad de los casos la supervivencia puede ser superior a una década. Pese a ello, hoy por hoy es una enfermedad incurable y mortal. Por eso, un hallazgo de investigadores españoles publicado en la revista 'Cancer Cell' podría abrir la puerta a nuevos tratamientos en el futuro.

El trabajo es fruto de la colaboración entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), hematólogos de los hospitales Clínico de Valencia y Puerta de Herro de Madrid, así como de científicos de las universidades de Justus Liebig (Alemania) y de Lovaina (en Bélgica).

Ángeles García Pardo, sentada en el centro de la imagen junto a otros miembros de su laboratorio (Foto: CSIC)

Ángeles García Pardo, sentada en el centro de la imagen junto a otros miembros de su laboratorio (Foto: CSIC)

Como explica a ELMUNDO.es una de las firmantes, Ángeles García Pardo, profesora de investigación del CSIC, la clave está en la enzima MMP-9, que envía señales de supervivencia a las células tumorales. "La leucemia linfocítica crónica consiste en un crecimiento incontrolado de linfocitos B que circulan en la sangre y que no se mueren al terminar su ciclo celular, como los linfocitos normales", señala esta especialista.

En el estudio que acaban de publicar, los investigadores observaron que además de una de las funciones ya conocidas de MMP-9 (que facilita la infiltración de los tejidos), esta enzima permite la supervivencia de las células de la leucemia en el sistema linfático a través de una segunda región denominada hemopexina. Eso podría explicar, entre otras cosas, que los estudios llevados a cabo hasta ahora alrededor de esta enzima no hayan tenido todo el éxito que se esperaba.

"Hasta ahora, todos los inhibidores de MMP-9 iban dirigidos a la región enzimática y los resultados no han sido muy prometedores". Por eso, el trabajo proporciona una posible explicación a estos fallos precedentes y apunta que los futuros intentos por neutralizarla deberán apuntar a esa nueva región, que ayuda a la célula maligna a recibir información del exterior, a desplazarse por el sistema sanguíneo y a expandirse.

Para leer completo dar click en el siguiente link http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/02/25/oncologia/1267126844.html

No hay comentarios.: