jueves, septiembre 17, 2015

11 AÑOS SOBREVIVIENDO A LA LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA

Hace 11 años mi vida cambio para siempre…..

El 17 de septiembre de 2004 en la Fundación Cardio Infantil en Bogotá, reclamaba unos exámenes de rutina que me dejarían totalmente incrédula…. No sé cuántas veces leí mi nombre en aquel papel, pensaba que se habían equivocado de persona, no podía ver con claridad lo que estaba ante mis ojos, así que corrí por aquellos largos pasillos que no parecían tener fin hasta llegar al laboratorio, yo quería que las bacteriólogas me dieran una explicación, pero lo que encontré fue un largo abrazo que confirmaba lo que en esa hoja de papel decía…

No sé cuánto tiempo llore sentada en esa silla, solo sé que fue el inicio de una transformación de vida….no sabía qué hacer, ni a quien decirle sin causar dolor… todo parecía confuso, así que guarde en mi bolso los resultados de los exámenes, me levante y empecé a andar….

Mis pasos me llevaron a la casa de Caya, mi amiga desde kínder, ella me miraba a los ojos con lágrimas en los suyos y con una fortaleza fingida me decía: “ NURYE todo va a estar bien”, ella tenía tanto miedo como yo …

finalmente unos días después decidí decirle a Rafa… uno de esos ángeles que Dios se encarga de poner en el camino, él me ayudaría a “tomar el toro por los cuernos” , me dijo : “algo tiene que haber, así que lo vamos a encontrar, ya verás!!”


Aceptar mi nueva condición de vida me llevo 15 días, decírselo a la persona más importante en mi vida, mi madre , fueron 3 meses, El 27 de diciembre le dije que algo en mi sangre no estaba bien y que necesitaba ir a un especialista para saber cómo me podrían ayudar.

Mi madre me miro con esa mirada que solo puede salir del corazón de un ser que te ama incondicionalemente, me abrazo, me acaricio el rostro y me reafirmo que estaría a mi lado siempre y que su mano me sostendría…

Aquellos días siguientes fueron un largo proceso entre citas médicas, demandas al seguro para tener mi tratamiento, exámenes y controles, pero en esas citas con la Dra Claudia (hematóloga y trasplantóloga), recibí una brújula que marcaría mi norte para esta nueva vida…desde entonces sé hacia donde marca el futuro en esa brújula y sigo el camino.

No puedo olvidar a Dios en este escrito, él y yo hemos tenido nuestras diferencias, pero al final me hace entender con mucho aprendizaje que vinimos a dar y recibir y nuestro tiempo es su tiempo.

Han pasado muchas cosas durante estos 11 años, una de las cosas de la que me siento orgullosa es la fundación Esperanza Viva, donde hemos ayudado a más de 3.500 personas y sus familias en Colombia, para sobrellevar de una manera positiva su diagnóstico, me volví defensora de derechos humanos porque la dignidad de las personas es invaluable, me apasiono con la vida cada instante y así la vivo, pero también aprendo de mis errores, ahora sé que el ser humano se puede sorprender a sí mismo, que existen valores que a veces son inexplorados y que solo afloran si la vida te estremece para que reacciones, que existen mil rutas y solo tu escoges el camino.

En la vida siempre habrán personas que no compartan tus ideas y que te juzguen sin escuchar tus razones, pero cuando se vive con intensidad y se cree en lo que se hace, miras a tu alrededor y puedes darte cuenta que esos son unos pocos , porque realmente son muchos más los que te hacen crecer tocando tu vida y transformándola, te enseñan y te hacen sentir que en el camino no estás solo, porque siempre habrán acompañantes, algunos por tramos , otros te siguen a distancia, otros caminan a tu lado y te dan tu espacio….

Son muchos kilómetros recorridos en 11 años, muchas vidas que tocaron la mía, muchos amigos entrañables, algunos me acompañan desde el firmamento pero los sigo teniendo cerca, muchos sueños cumplidos y otros por cumplir, a donde me lleva el camino que he elegido??? A donde mi brújula marque el norte…

No hay comentarios.: