domingo, marzo 13, 2016

PERSIGUIENDO SUEÑOS...

Cuando recibí la noticia de que ahora éramos dos (la leucemia y yo)…Hice una lista de cosas por hacer antes de partir….de aquello hace 12 años…
Hoy miro atrás y pienso que las personas no deberíamos de hacer listas tras recibir una noticia trascendental, las personas deberíamos hacer listas siempre, deberíamos perseguir los sueños hasta alcanzarlos, deberíamos nunca darnos por vencidos, aunque estos sueños parezcan lejanos, mi lista es corta, no es una lista larga, escribí 9 sueños, algunos más sencillos que otros, pero sí señor !! Voy tras ellos!!!
El primer sueño que cumplí, fue cumplir el sueño de otros, sí , el sueños de pequeños llenos de esperanza y de luz que en la adversidad se han crecido y me han reafirmado que la palabra imposible no existe………Durante estos años ver el rostro de estos pequeños soñadores llenarse de sorpresa, alegría, fe, esperanza y resplandecer con la luz de la vida por unos instantes, ha sido sanador…me ha enseñado que la vida está allí afuera y que cada minuto cuenta, que cada sonrisa tiene un valor inconmensurable, que cada abrazo, cada beso y la palabra gracias, toman sentido cada vez que un niño es feliz …..Este sueño me llena de más sueños….
Una noche del verano de 2010 recibí una llamada y me decían: “Este año nos vamos a París como tú soñabas, voy contigo!! Tras escuchar aquellas palabras, quede en un silencio profundo…. Iría a París acompañada de mi amigo y mi cómplice, ese que como dice el poema de Benedetti “En la calle codo a codo somos mucho más que dos”, él navegó conmigo por los canales del Rio Sena, en una tarde apacible… Me vio deslumbrada frente a la inmensidad de la Torre Eiffel y disfrutamos juntos el estar en una terraza, tomando un café viendo la vida pasar….Aquellos días perduraran en mi tiempo……Este sueño me llena de ilusión….
Hace dos meses estaba sentada en el balcón de mi oficina, pensaba en lo que había acontecido el año anterior con mi salud y como lo había superado , me perdí en mis pensamientos, pero al mirar a lo lejos el azul del cielo captó mi atención, el día estaba muy iluminado, era como un renacer… entonces recordé mi tercer sueño….
Y empecé a perseguirlo….el lugar para cumplirlo sería una zona de Colombia conde el paisaje está pintado de verdes matizados, donde la gente te hace sentir como en casa y donde la risa está en el ambiente...Hasta allí me fui, con la maleta llenita de un sueño que quería compartir con el ser más importante en mi vida….MI MADRE…
El día elegido seria del día en que celebro mi vida, aquella madrugada desperté con las gotas de lluvia pegando en mi ventana, llovía fuertemente en las montañas del Quindío, mire mi reloj y eran las 4 am… a las 5 debíamos estar listas para emprender el camino a un sueño que me llevaría a ver el cielo de una manera diferente, pero seguía lloviendo y el frío era penetrante….mire al cielo y le dije a DIOS , tú eres el que decides, si así lo quieres así será…
Nos encontramos con dos viajeras que también compartían el mismo sueño, parecía que todo se había confabulado para unirnos, la lluvia acompañaba nuestro camino, a veces más fuerte y otras más tenue, pero seguía lloviendo, volví a mirar al cielo y volví a decirle a DIOS, tú decides….
Minutos más tarde la lluvia dejo de humedecer los plantíos y las sonrisas aparecían en nuestros rostros, Amancio el orquestador de este sueño colectivo nos dice, tomaremos un café y luego esperamos un poco para ver como evoluciona el tiempo….
Tomamos un café que compartimos en medio del campo, con el trinar de los pájaros, con las risas, con la esperanza…
El sueño poco a poco se hacía realidad, descargamos del carro todo lo necesario y empezó a extenderse por el prado el verde de la esperanza y el amarillo que simboliza la luz, el aire poco a poco abría frente a nuestros ojos, un sueño que estaba próximo a hacerse realidad.

Amancio cómplice de la vida y de renaceres nos dio vía libre, el cielo azul esperaba por nosotros y lentamente en aquel globo de hermosos y vivos colores, remontábamos el cielo……La sensación fue una alegría inmensa, emoción!!!
Pero sobre todo agradecimiento, a DIOS por hacerme ver que nunca me abandona, agradecimiento a nuestras compañeras de viaje, por sentir la necesidad de volar de una manera diferente y no renunciar a ello, a Amancio y su esposa por hacer todo lo posible para que nuestros sueños se cruzaran, a mi MADRE por darme la vida, por ser valiente, por tomar mi mano siempre, por quererme incondicionalmente, por su fe y su fuerza, ella hace que cada día y cada uno de mis sueños valga la pena, GRACIAS POR VOLAR Y SOÑAR CONMIGO … Este sueño me llena de amor…..
Persigan sus sueños, yo ya he empezado a perseguir el cuarto sueño!!!








 




 




No hay comentarios.: