lunes, agosto 08, 2016

Many Colombian children die of cancer due to delayed treatment / Muchos niños colombianos mueren de cáncer debido a la demora en el tratamiento


Nuestro agradecimiento a la Televisión China por contactarnos y compartir con su audiencia, la historia de George, quien en este momento está postrasplante en Bogotá, su madre relata como fue su navegación en sistema de salud y como recurrió a la exigencia de derechos para lograr el trasplante de su pequeño.

En enero de 2015, la vida de Diana Colmenarez y su hijo, George, cambiaron para siempre. George, un niño colombiano de 7 años de edad, fue diagnosticado con leucemia.
Lo que vino después fue un año y medio de dificultades, no sólo por el diagnóstico, pero debido a que la familia se vio obligada a tomar acciones legales en contra de su proveedor de seguro médico, por cuatro veces, con el fin de conseguir la atención de George necesario.
Miembros de la familia pasan por largos trámites para obtener un diagnóstico con el fin de conseguir el tratamiento, esta es una historia común de los niños enfermos en Colombia.
Su situación llegó a los titulares recientes cuando un grupo de niños con cáncer, escribió cartas al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y su ministro de salud, pidiéndoles que intervenir.
Una muerte del niño en julio desencadenó la campaña de cartas. Los organizadores dijeron que murió mientras se espera la aprobación de un trasplante de médula ósea - y él esperaron durante dos meses.
De hecho, ha sido confirmado por las cuentas del gobierno de que los niños están muriendo en medio de retrasos burocráticos.
De acuerdo con un informe de 2015 de la oficina de Colombia Defensoría del Pueblo, el 60 por ciento de los niños de la nación con cáncer había muerto a causa de la falta de acceso oportuno al tratamiento. 
las tasas de supervivencia general de los niños son alrededor del 80 por ciento en países desarrollados como Estados Unidos y Gran Bretaña.

"El tener que autorizar cada tratamiento, todos los medicamentos, cada intervención realizada en un niño con cáncer es probablemente una de las barreras más grandes," Dr. Amaranto Suarez de Colombia Instituto Nacional del Cáncer,
Según el Dr. Suárez, muchas familias abandonan el tratamiento debido a estas barreras.
Yipsel Bello trabaja en una fundación que ayuda a las familias exigen derechos de sus pacientes. Ella explicó cómo la pobreza y otros factores entran en juego.
"También está la cuestión geográfica," dijo Bello. "Los niños que tienen que recibir tratamiento en la ciudad provienen de pueblos y comunidades rurales muy lejos, en las que tienen que viajar a través de barco o un autobús que sólo deja durante algunas horas o días."
La familia Colmenares sabe esto muy bien. Diana se movió de su ciudad natal Bucaramanga a Bogotá en donde alquila una habitación, mientras que George recibe atención, moverse no es fácil ya que tuvo que dejar su trabajo y dejar a su hijo menor y esposo.

Pero Diana dice que lo más importante es saborear cada momento que tiene con George, ya que sabe que el mañana no está garantizada.



No hay comentarios.: