domingo, marzo 29, 2015

9 AÑOS EXIGIENDO TRATAMIENTOS CON CALIDAD, OPORTUNIDAD, EFICACIA Y DIGNIDAD

Hace 9 años cuando decidí que podía transformar DOLOR EN ESPERANZA,  nunca imagine cuántas vidas tocarían la mía y de cuantas personas aprendería lecciones  para lo que me queda de  vida.

Hoy miro hacia atrás y pienso en cientos de personas que han pasado por nuestra sala, ha sido un espacio para aquellos pacientes y familiares que buscan la protección de sus derechos, un abrazo, una palabra de aliento o un conocimiento sobre su enfermedad.

Durante 9 años hemos enseñado a ver el cáncer y las enfermedades hematológicas de una forma diferente, no es el fin,  es el inicio de una nueva vida, es una segunda oportunidad  que genera cambios, hemos adquirido los conocimientos para dar una información científica acertada para que el paciente y su familia puedan afrontar esa nueva situación un tanto desconocida para muchos, un paciente educado en su patología es un paciente que genera autocuidado que es capaz de dimensionar todas las alternativas existentes para hacerle frente a  la enfermedad con objetividad.

El soporte emocional ha sido vital, ver pacientes que están diagnosticados con las mismas enfermedades y que llevan muchos años de sobrevivencia es alentador, genera esperanza, deseo de luchar y seguir adelante,  aunque a veces el panorama se torne sombrío en medio de un sistema de salud donde las barreas de acceso  son  las que salen a nuestro paso , por eso es importante reconocer nuestros derechos y empoderarnos de nuestra situación de salud como individuos, no podemos dejar que otros hagan por nosotros, cada uno de nosotros  es responsable de su vida y  de exigir que se nos trate con dignidad.
En Colombia existe infinidad de normativa que protege los derechos de los pacientes con cáncer y enfermedades hematológicas, pero siguen siendo ignoradas,  todos los días vemos en la prensa decretos, comunicados, leyes, que cada quien interpreta según su conveniencia  y se olvidan de los más importantes….. Los pacientes...

A la fecha seguimos recurriendo a acciones legales (tutelas-desacatos)  a las redes sociales, a campañas on line y a medios de comunicación  para lograr lo que a veces parece imposible, TRATAMIENTOS CON CALIDAD,  OPORTUNIDAD, EFICACIA Y DIGNIDAD.

El acceso a los servicios de salud se ha convertido en un camino tortuoso, a pesar de que se diga lo contrario………. las personas que ven amenazadas sus vidas por negligencia admirativa de las aseguradoras son catalogadas como “casos aislados”, haciendo una simple regla de tres con el número total de habitantes del territorio colombiano, pero qué pensarían si en esas “minorías” estuviera usted, su hijo, su esposa, su madre o cualquiera de su familia???

Todos los días llegan hasta nuestra sala personas a las que la vida se les arrebata de las manos por negligencia administrativa de sus aseguradoras y esto es el resultado de falta de gestión dentro del sistema de salud, por inoperancia o simplemente por indolencia de todos los que tenemos una responsabilidad pero se ignora y digo tenemos, porque los pacientes también tenemos nuestra cuota de responsabilidad por permanecer pasivos cuando no se nos trata con dignidad.

La dignidad es la base sobre la que se sustenta cualquier reivindicación en defensa de derechos humanos, por eso durante 9 años, año tras año, mes tras mes y día a día hemos enseñado a nuestros pacientes, sus familia y a todos aquellos que nos leen el nuestro blog y las redes sociales,  que si  se puede TRANSFORMAR DOLOR EN ESPERANZA, porque somos los gestores de nuestra vida y nuestro futuro.


GRACIAS POR 9 AÑOS DE SOLIDARIDAD, DE FE, DE REIVINDICACIÓN, PERO SOBRE TODO GRACIAS POR MANTENER SIEMPRE LA  ESPERANZA VIVA.

Nury Esperanza Villalba S.
Directora Ejecutiva.

Fotografía de archivo FEV

No hay comentarios.: