miércoles, marzo 01, 2017

DONAR SANGRE, UN ACTO DE AMOR, SOLIDARIDAD Y ESPERANZA.

Hace algunos días la madre de un pequeño de 10 años visitó mi oficina, oficina que se ha convertido en un refugio donde se abre el corazón, el alma y se deja salir todo aquello que nos aprisiona el pecho, para dar paso a la esperanza….

Esta mamita me relataba la historia de su niño, sus días transcurrían entre muchas visitas al médico, muchas punciones en las venas de su pequeñito, para llevar hasta su cuerpo la sangre que lo mantenía vivo.

Entonces pensé en los donantes y en el acto de solidaridad, de humanidad, de amor al otro que realizan, toman unos minutos de su vida para dar un futuro a otros, para dar bienestar sin esperar nada a cambio….


Han sido días difíciles, pero poco a poco han dado un paso a la vez, han ido venciendo juntos, no solo esta madre, su pequeño y la familia, sino cada una de las personas que de forma anónima donaron su sangre para mantenerlo con vida, su generosidad los ha hecho sentir que no están solos en este largo camino por vivir....

Hoy ha cumplido un año sin transfusiones y celebramos que las horas de este pequeño no transcurran en una sala de transfusión, ahora transcurren en juegos, cuadernos, amigos y helados.

Gracias Dios por permitirme ver y sentir estos actos de humanidad y generosidad, este pequeño hoy celebra un año sin transfusiones, bendice a cada una de las personas que hicieron y que hacen posible, que hoy estemos compartiendo su historia….

Gracias por la generosidad, por demostrarnos a través del pequeño Kevin que si es posible cambiar el mundo, así sea en el breve espacio en que se está……..

Aun queda camino por recorrer, pero vamos contigo Kevin, hoy y siempre....









No hay comentarios.: