lunes, noviembre 21, 2016

SUPERANDO EL CÁNCER, TESTIMONIO

Hace dos años tomé la decisión de contarle al mundo mi condición. 
Porque hablar de cáncer ya no es sinónimo de muerte, es sinónimo de cambio, de amor, de lucha, de fe.

Hace dos años estaba atacada llorando y tenía miedo de morir.
Porque no estamos preparados para este tipo de noticias, pero gracias a los avances médicos podemos extender nuestro tiempo en este maravilloso mundo.

Porque en este proceso descubrí que el amor es la mejor medicina para sanar la enfermedad, y que la recuperación depende de la actitud.

Porque debemos estar atentos a cualquier cambio físico y actuar.

Porque hoy soy el nuevo rostro de la ESPERANZA.

Hoy soy feliz con lo que tengo, soy feliz con lo mínimo en mi monedero, soy feliz de tener una hermosa familia y unos buenos amigos. 
Aprendí a valorar la vida y a fortalecer la relación con mi familia.

Y gracias a Dios continúo en recuperación.


Angélica Ferreira Ferreira

No hay comentarios.: