domingo, marzo 25, 2007

GENES 'CONDUCTORES' Y 'VIAJEROS'

GENES 'CONDUCTORES' Y 'VIAJEROS'

Un paso más hacia el 'genoma del cáncer'

  • Dos estudios analizan los cambios genéticos que más influyen en ciertos tumores
  • Se ha diferenciado aquellas mutaciones importantes de las anecdóticas
  • Uno de los trabajos ha identificado las lesiones moleculares de un tipo de leucemia
Una muestra de células de un cáncer de mama. (Foto: Annie Cavanagh | Wellcome Trust Medical)

Una muestra de células de un cáncer de mama. (Foto: Annie Cavanagh | Wellcome Trust Medical)

MADRID.- Uno de los intentos más ambiciosos llevados a cabo hasta ahora para tratar de descifrar el genoma del cáncer ha permitido identificar por primera vez importantes mutaciones genéticas implicadas en la aparición y desarrollo de un tumor; muchas de ellas desconocidas hasta ahora. Los resultados de dos estudios publicados simultáneamente en las páginas de la revista 'Nature' permiten dar un paso más hacia el conocimiento de la biología del cáncer.

En uno de estos trabajos, llevado a cabo en el Instituto Wellcome Trust Sanger, en Cambridge (Reino Unido), los científicos secuenciaron más de 500 genes extraídos de 210 muestras de tumores diferentes (de mama, pulmón, colon o estómago, entre otros). En total, 250 millones de letras del código genético que revelaron nada menos que 1.000 mutaciones diferentes. "Este trabajo demuestra, a partir de la secuenciación de un volumen importante de muestras, lo que ya se sospechaba, que existen muchas mutaciones somáticas en los diferentes tipos de tumores y que unas son más importantes que otras", explica Alfredo Martínez, investigador del Instituto Cajal del Centro Superior de Investigaciones Científicas de Madrid.

Un tumor maligno es el resultado de una acumulación de mutaciones y otros cambios genéticos en ciertas células. Y aunque hasta ahora se habían descrito anomalías en alrededor de 350 genes, la realidad es que todavía se desconoce el número real de 'genes del cáncer'. Hay que tener en cuenta que el genoma humano está formado por más de 20.000 genes y, de momento, ningún científico se anima a descartar ninguno de ellos en el proceso del cáncer.

Los investigadores centraron su análisis sólo en 518 genes por pertenecer a un tipo denominado cinasas (en inglés, kinasas); un grupo que ya ha sido ampliamente estudiado hasta ahora por su relación con el proceso tumoral y de los que se sospecha que pueden convertirse en buenas 'dianas' para futuros tratamientos (como ya ha ocurrido por ejemplo con Glivec para la leucemia mieloide crónica).

Las mutaciones de algunos genes, las 'conductoras', están más involucradas con el cáncer que otras, las 'viajeras'

Las cinasas son enzimas que activan (o desactivan) otras proteínas agregándoles un grupo fosfato. "Son muy importantes como transmisores de señales y por su fución en el ciclo celular [como es el caso de la división incontrolada que puede dar lugar a la formación de un tumor]", señala Javier Benítez, jefe del Grupo de Genética Humana del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

MARÍA VALERIO | ÁNGELES LÓPEZ (elmundo.es)


No hay comentarios.: